Logo GloMaYol

Salutacions des de Catalunya

Ninguna violencia es aceptable.


 
Una pequeña muestra de los precursores de los turismos actuales. Hoy nos parecen antiguallas, pero en los primeros años del siglo XX, eran joyas muy preciadas, y uno de los máximos exponentes de triunfo personal era la posesión de un "carruaje a motor" como se les llamaba entonces.
O sea, que la imagen de una familia y su capacidad económica la daba el coche que tenían, ya que entonces se compraban pagando al contado y no existían los "cómodos plazos"

 













 

 Volver a GloMaYol motor
 

 

Un olor que excita a muchos es el de la gasolina de alto octanaje.
Un sonido que levanta pasiones es el rugido de un motor de gran potencia.

Está página pertenece a la web de
GloMaYol